20/10/2017 4 min tlaxcala-int.org #134240  français

Juan Carlos Monedero : « la democracia española está en su encrucijada más determinante desde la muerte de Franco »

Alex Anfruns

El desencuentro entre el gobierno de Rajoy y la Generalitat de Catalunya sigue profundizándose cada dia que pasa. La solución no parece vislumbrarse, y en su lugar se ha impuesto la respuesta policial y las persecuciones judiciales. Más allá del diálogo de sordos entre las derechas catalana y española, ¿qué está verdaderamente en juego con la cuestión catalana? Para abrir las perspectivas de análisis y evitar las trampas de falsos debates que son un callejón sin salida para las mayorias sociales, hemos interrogado a Juan Carlos Monedero, profesor y cofundador de Podemos, y ante todo uno de los observadores más lúcidos de la crisis del régimen del 78.

Juan Carlos Monedero

¿Cual es su mirada sobre los recientes acontecimientos en Catalunya ?

En Catalunya ha habido una gran movilización popular que continúa las protestas populares del 15M, cuando se marcó un nuevo rumbo en la política española. Pero la dirección política de ese movimiento está en manos de la vieja política, especialmente del antiguo partido de Jordi Pujol, hoy PDeCat, lleno de urgencias por sus casos de corrupción y porque abrazó el independentismo. Eso les llevó a extremar el proceso, para lo que fue de gran ayuda el escaso compromiso democrático del PP.

¿Eso ha servido para dividir o para unir a la gente de abajo?

Ese llamado "choque de trenes" es en realidad el choque de un tren grande y otro más pequeño. Ha servido para polarizar a la sociedad catalana en dos mitades. No se han hecho bien las cosas...

¿Qué papel han tenido los distintos actores de esta crisis institucional?

El Rey se ha alineado con el partido más corrupto de Europa, el PP; el PSOE se ha entregado a la política de represión y de falta de diálogo del PP; y el PP se ha echado en brazos de sus sectores más derechistas, fomentando incluso el encarcelamiento de políticos, además de protagonizar la represión el 1-O.

Cuentan además con Ciudadanos, el partido de los banqueros. Por eso la demanda de referéndum en Catalunya sigue viva.

Bernardo Vergara, eldiario.es, 28-8-2017

El diálogo entre Rajoy y Puigdemont sigue estando bloqueado. ¿Qué consecuencias inmediatas tiene ?

Hay un 85% de catalanes que quieren un referéndum. Por un lado, tenemos que tanto el PP como el PSOE ya son unas fuerzas residuales en Catalunya y prefieren ganar votos en el resto de España con un discurso anticatalán.

Por otro, hay la necesidad de un cambio constitucional que satisfaga de alguna manera las demandas de Catalunya.

¿Puede impulsar la cuestión catalana el rol de las fuerzas de cambio a nivel estatal?

Históricamente, la cuestión catalana ha sido un agujero negro para las izquierdas. Ya lo fue tras la I República, con la Restauración canovista* y la dictadura de Primo de Rivera.

También lo fue tras la II República, con el golpe de estado de Franco y la dictadura militar durante cuarenta años (con el apoyo de los países europeos). Veremos qué va a ocurrir ahora.

¿Cuáles son las oportunidades y los obstáculos?

Como ocurre con la socialdemocracia europea, el PSOE está en franca decadencia. Si hace una gran coalición con el PP, entonces solo quedará Podemos para lograr rescatar la democracia en tiempos de ajustes neoliberales. Le resultará más difícil formar gobierno. Pero eso le ayudará a consolidarse como el único partido de la oposición.

La cuestión social ha quedado en un segundo plano. ¿Qué propone la coalición Unidos Podemos para abrir el debate y devolverle la prioridad ?

Podemos plantea que haya un referéndum para abrir un proceso constituyente desde abajo, para incorporar lo social. De lo contrario, los partidos del régimen simplemente harán un acuerdo constitucional por arriba, en el que reconocerán elementos mínimos... y darán tranquilidad económica a los sectores dominantes.

La democracia española está en su encrucijada más determinante desde que murió el dictador.

* de Antonio Cánovas del Castillo

tlaxcala-int.org

 commentaire